Datos para un lado, dólar para otro

Análisis General

Publicado: 2/16/2018 9:47:00 AM
Analyse Générale


Nota: FXStreet trata la información personal como confidencial y no la distribuye a terceras personas. Tu privacidad es nuestra mayor preocupación.

× .

En la semana que se va quedó en evidencia que el ánimo de los mercados bursátiles pesa en forma decisiva sobre las divisas, en particular sobre el dólar.

La caída de la primera semana del mes, brutal, vertical, de las acciones de Wall Street, tinó de temor a los inversores, que vieron avecinarse una crisis de proporciones. El dólar, que venía moribundo y sin destino claro, aprovechó para tomar aire y revitalizarse.

Pero le duró poco la bonanza a la moneda verde. Apenas se vislumbró que la crisis lucía más como una corrección en medio de un rally multianual que como un cambio de ciclo, las acciones retomaron su vuelo, y el dólar volvió a sumergirse. Hasta las criptomonedas, que han generado una grieta gigante entre quienes creen que son las monedas del futuro y quienes las consideran una burbuja a punto de explotar, cobraron vida y dejaron de caer para alivio de los miles que confiaron en un instrumento que no ofrece garantía de ningún tipo.

Es así como el dólar termina una semana más a la baja, con el euro en máximos de 3 años, el yen en máximos de un año y medio, y la libra Esterlina buscando no perder el ritmo, pese a los fantasmas del Brexit.

Y en verdad, no hay motivos para pensar en una recuperación del dólar en los próximos días, ante la inminencia de una semana que no tendrá muchos atractivos.

Tan solo las Minutas de la última reunión de la Fed podrían acercarle algún aliento al dólar. Y allí sí puede estar una de las claves.

Porque lo que no es del todo comprensible, salvo entendiendo que el mercado bursátil de Nueva York, otra vez, está actuando como el principal operador de divisas, es que mientras las cifras macro acompañan el crecimiento del dólar, este no logra levantar cabeza. La Fed prepara tres o cuatro alzas de tipos de interés, lo cual debería ser en sí mismo un motivo para apostar por el dólar; la inflación crece y ya se acerca al objetivo del organismo, que es el 2% anual; los salarios crecen y en buena forma, lo cual también es un indicio de que habrá aumentos de tipos de interés; los demás bancos centrales no quieren perder el tren, pero se muestran muy cautelosos a la hora de tomar decisiones. Y a pesar de todo esto, el dólar no reacciona.

Una situación similar se vivió en los años 2007 y 2008, antes de la crisis. En broma, se decía que los principales operadores de forex eran los traders de Wall Street, que movían al dólar al compás de las acciones. Esto vuelve a pasar, aunque todo tiene un límite. Lo único deseable es que esta vez no termine como terminó en septiembre de 2008.

La materias primas no están ajenas a los movimientos de las monedas principales, y por consiguiente, tanto el dólar australiano, como el dólar canadiense y el peso mexicano, reaccionan al alza. Este último tuvo un impulso adicional por parte del Banxico, que elevó los tipos de interés hace poco, aunque la reacción del peso fue tardía.

La semana que comienza asoma como atractiva para buscar oportunidades de corto plazo, habida cuenta de que el mercado se muestra volátil y poco previsible. Pero a la vez, no parece tener muchas alternativas, que no sean la de castigar nuevamente a este vapuleado dólar.

Adrian Aquaro es trader, especializado en el Mercado Internacional de Cambio, y trabaja como Introducing Broker para el mercado latinoamericano. Él dirige True Market Services LLC y también Trader College LLC.



Tag: General
Fuente: FXSTREET.ES
Vistas: 30 fois

0 Vote

LO MAS LEIDO LAS ULTIMAS 24h

Commentarios