¿Seguirán las turbulencias o retorna la calma?

Análisis General

Publicado: 2/9/2018 10:01:00 AM
Analyse Générale


Nota: FXStreet trata la información personal como confidencial y no la distribuye a terceras personas. Tu privacidad es nuestra mayor preocupación.

× .

Ya desde los primeros días de febrero se percibía que el clima de euforia en la bolsa de Nueva York se iba apagando, con máximos que ya no eran históricos, y mínimos que se alargaban más de lo esperado. El viernes 2, el dato de empleos reflejó una mejora sustancial en los salarios a lo largo de 2017, y todo se derrumbó.

La explicación posterior –que siempre llega un rato más tarde que la caída de los precios-, fue bastante básica: al aumentar los salarios aumenta la inflación, en un contexto de pleno empleo, según la visión de la Fed. Vale decir que al organismo no le queda más alternativa que elevar los tipos de interés las tres veces que ya había anunciado que lo haría y no menos, lo cual naturalmente atenta con la buena salud de la tendencia alcista de la bolsa neoyorquina.

No suena muy creíble esa explicación. O al menos no es suficiente para explicar el peor día de la historia del índice Dow Jones, con una baja que, el lunes 5, llegó a superar los 1.600 puntos, una enormidad teniendo en cuenta que en el momento más crítico de la crisis de 2008/9, llegó a cotizar a 6.500 puntos, por lo que dicha pérdida representó casi un 25% de aquel valor, en solo una sesión.

Estadísticas aparte, era claro que, después de semejante baja, muchos encuentran motivos para comprar, probablemente los mismos que, al ver como el volumen de compras en máximos se reducía, dedujeron con razón que el rally tenía pocas horas de vida por delante.

Con semejantes cimbronazos, que pusieron, otra vez, a los operadores del NYSE en la tapa de los periódicos, los últimos días de la semana fueron tensos y con movimientos muy cautelosos.

Las divisas, en este contexto, vieron como el dólar, apoyado en parte por la caída de las acciones y también por la probabilidad de alza de tipos, logró una base para imponerse ante sus rivales, con alguna excepción puntual.

Así, el euro cayó más de 300 puntos desde sus máximos de enero, cuando supo alcanzar 1.2535, pese a que las noticias de la Eurozona lucieron muy buenas. Mario Draghi, presidente del BCE, habrá sentido algún alivio viendo como el euro perdía terreno rápidamente.

La libra esterlina fue la moneda que más sintió el impulso del dólar, y esta vez también por culpa propia: las noticias de Reino Unido no fueron buenas, con excepción del comunicado de política monetaria del BoE, que dejó abiertas las puertas para un aumento de tasa en mayo. Sin embargo, la fiesta le duró poco a la libra, que en pocos minutos atravesó la barrera de 1.3900 y 1.4000; el déficit comercial de Reino Unido, conocido el viernes, la hizo trastabillar fuerte hasta caer debajo de 1,3800 momentáneamente. La corrección posterior no le quita sesgo bajista a la libra para la semana que comienza.

Tampoco se va ese sesgo del par EUR/USD, que deberá superar 1.2325 si pretende acomodarse al alza para las sesiones que vienen. El quiebre de 1.2190, en cambio, podría profundizar su baja, y acercar al precio a 1.2000 con suma velocidad.

El yen es, junto al franco suizo, la excepción al alza del dólar. Dado que este último creció no solo por los probables aumentos de tasa, sino por la crisis bursátil, el escenario fue propicio para que monedas siempre buscadas como refugio fueran protagonistas. El yen, y en menor medida el franco –cuyo estigma por lo sucedido en enero de 2015 con el Banco Nacional de Suiza parece haber quedado en la memoria de los inversores-, tomaron entonces fuerza a distinta velocidad.

El yen tiene por delante la zona de 107,20 para apuntar durante este mes, en tanto el franco logró “escapar” por unas horas a su seguimiento punto a punto del euro, y su tendencia alcista aparece en duda.

El dólar australiano, que nuevamente anticipó el movimiento del resto de las monedas con una caída clara en las primeras horas del mes, detuvo su baja cerca del 61.8% del rally que había experimentado desde mediados de diciembre a fines de enero. Sin embargo, y pese a las correcciones posteriores, el Aussie mantiene un perfil bajista marcado que puede extenderse a la semana entrante.

Como se ve, si bien el dólar no asoma como claro ganador, al menos tiene elementos como para dar pelea en los próximos días. Sus pruebas más importantes las tendrá con los datos de inflación, tanto mayorista como minorista, que pueden terminar de redondear el alza de tipos para marzo, tal como muchos analistas anticipan que habrá.

Pero, claro, lo más importante de la semana, y probablemente de todo este mes de febrero, pasará por ver cual es la reacción de la bolsa de Nueva York, cuya tendencia es seguida palmo a palmo por las bolsas de valores del mundo. Si aquella logra recuperar terreno, este alza del dólar habrá sido solo un suspiro en medio de su ciclo bajista. De lo contrario, los mercados volverán, por algún tiempo, a teñirse de verde.

Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte del autor o de Trader College LLC. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Trader College LLC y el autor no participan con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.

Aviso Legal: La negociación de divisas con apalancamiento conlleva un alto nivel de riesgo y podría no ser apropiada para todo tipo de inversores. El alto grado de apalancamiento del mercado puede jugar tanto a favor como en contra del inversor. Por lo tanto, antes de negociar divisas, Vd. debe considerar cuidadosamente sus objetivos de inversión, nivel de experiencia y tolerancia al riesgo. Recordamos que existe la posibilidad de perder una parte o toda la inversión inicial por lo que no debe invertir dinero que no pueda permitirse perder. Se debe tener conocimiento previo de todos los riesgos asociados a la negociación de divisas y, en caso de que se tenga alguna duda, buscar la ayuda de un asesor financiero independiente.

Las opiniones expresadas en FXStreet provienen de autores independientes que no necesariamente representan la opinión de FXStreet o de su equipo directivo. FXStreet no verifica la certeza o veracidad de las declaraciones o denuncias de ninguno de los autores independientes que colaboran en la página. Todos los textos publicados son susceptibles de contener errores u omisiones.

Las opiniones, noticias, informes, análisis, cotizaciones u otras informaciones contenidas en FXStreet, producidas por el equipo de FXStreet, por sus colaboradores, socios, asociados o colaboradores tienen carácter de comentario general de mercado y en ningún caso constituyen un consejo o una recomendación de inversión.

FXStreet declina cualquier responsabilidad legal por cualquier pérdida o perjuicio incluyendo, a título enunciativo y no limitativo, pérdidas o beneficios que puedan derivarse directa o indirectamente del uso de esta información o de la confianza depositada en ella.

©2018 "FXStreet. El mercado de divisas" Todos los derechos reservados.

Acerca de FXStreet Términos y condiciones Contacta con nosotros RSS Mapa del sitio Inicio



Tag: General
Fuente: FXSTREET.ES
Vistas: 6 fois

0 Vote

LO MAS LEIDO LAS ULTIMAS 24h

Commentarios